¿Cómo pagar de forma segura por Internet cuando compras online?

pagar-por-internet

Estos últimos años las compras y pagos por Internet han aumentado mucho, en parte por consecuencia de la pandemia, por el auge del teletrabajo y por los cambios que se han producido en nuestros hábitos de compra. Debido a esto, los ciberdelincuentes se han puesto al día y cada vez se valen más de las oportunidades para estafar por Internet, aprovechándose de los usuarios menos protegidos.

Por eso, es importante tener en cuenta varios puntos antes de empezar a comprar online. Hay que asegurarse de que estamos ante una página web o app fiable y que tanto la apariencia como la URL de esa web sea la oficial y no un Phising.

Así que, para  estar preparados antes de pagar por Internet, vamos a ver una serie de recomendaciones para evitar todo el riesgo posible:

  • Preparar tu ordenador, móvil o tablet para comprar por Internet
  • Comprobar que el sitio o aplicación son seguros
  • Diferentes métodos de pago
  • Y conocer qué es y cómo funcionan un Phishing

Una vez veamos todos estos puntos, tendrás el conocimiento suficiente para poder comprar y pagar por Internet con mucha más seguridad, y así evitar estafas y riesgos innecesarios.

Índice

    Métodos de pago para comprar online: Pros y contras

    Son muchos los métodos de pago diferentes, ya sea entre particulares o en tiendas online. No obstante, debemos ser especialmente cuidadosos y elegir el que mejor encaje dependiendo del tipo de comprar, confianza en la tienda, etc.

    Tarjeta de crédito y débito

    Una de las más utilizadas es el uso de las tarjetas de crédito y débito, que aún teniendo ciertas ventajas como la inmediatez y la seguridad, también cuenta con otras desventajas, especialmente si la web no es muy segura, ya que estamos aportando toda la información para realizar compras.

    Un buen sistema para evitar que el comercio pueda acceder a los datos de tu tarjeta, es el uso de los TPV virtuales con autenticación, donde son las entidades bancarias las encargadas de verificar la autentificación de la tarjeta y de la protección de los datos bancarios del cliente. Este sistema es utilizado actualmente por Visa (Verified by Visa) y Mastercard (MasterCard SecureCode).

    Transferencia bancaria

    Con este tipo de pago enviamos el dinero directamente desde nuestra cuenta bancaria a la del vendedor. Lo mejor de este sistema es que no se introducen datos de ningún tipo en un lugar ajeno. En cambio, si la cuenta del vendedor es extranjera puede resultra muy difícil recuperar el dinero en caso de estafa. 

    Paypal

    Las plataformas de pago son servicios que actúan como intermediarios en una transacción, una de las más conocidas y utilizadas es PayPal. La ventaja de estas plataformas es que el comerciante no tendrá acceso a nuestros datos bancarios, además de protegernos contra errores y posibles fraudes.

    Por otro lado, al depender de este tipo de plataformas deberemos informarnos en cuanto a su política de medidas de seguridad y de las garantías que ofrecen en caso de fraude.

    ¿Cómo pagar de forma segura por Internet cuando compras online? 1

    Contrareembolso

    Con el pago contra reembolso nos aseguraremos de que el pago no se realice hasta recibir el artículo. La parte negativa es que no siempre está disponible entre los vendedores y en otras ocasiones supone un coste adicional, por lo que debes informarte bien antes de utilizarla. 

    Tarjetas prepago

    Mediante las tarjetas prepago podremos realizar compras online sin que figuren los datos asociados a ninguna cuenta bancaria. Simplemente, recargaremos la tarjeta con la cantidad deseada y cuando ésta se agote podremos recargarla de nuevo con una nueva cifra.

    La ventaja de esta forma de pago es que en caso de robo, fraude o pérdida sólo perderemos la cantidad que hayamos cargado. Por eso, es muy recomendable no introducir cifras demasiado elevadas.

    Bizum, NFC y nuevos métodos

    La tecnología cada vez avanza más rápido y ahora es posible pagar con tu teléfono móvil en varias tiendas, tanto físicas como vía internet. Con el uso de la tecnología NFC, podremos utilizar nuestro teléfono móvil como si de una tarjeta bancaria se tratara.

    La parte negativa es que es necesario vincular los datos de la cuenta bancaria con nuestro Smartphone, por lo que si nos roban el teléfono podrían tener acceso a nuestra cuenta corriente. 

    Western Union o MoneyGram

    Aunque los servicios de transferencia instantánea como Western Union o MoneyGram han demostrado ser muy útiles para enviar dinero entre personas conocidas al ser instantáneo, no son nada recomendables para realizar compras online.

    El motivo es sencillo, y es que una vez que se envía el dinero no es posible la cancelación o el reembolso. Por si fuera poco, estas empresas permiten hacer transferencia de dinero de forma anónima, dificultando mucho desvelar la identidad de destinatario en caso de estafa.

    Los ciberdelincuentes lo saben y lo utilizan en su favor, motivo adicional para evitar estos sistemas como método de pago online.

    Consejos para pagar de forma segura por Internet

    Preparar todos tus dispositivos y la conexión antes de pagar por Internet

    Antes de empezar a comprar y pagar por Internet es necesario que prepares tu ordenador, tablet y móvil, así como la conexión de la red a la que estés conectado. Por eso, vamos a ver varios aspectos básicos de seguridad:

    • Lo primero de todo es tener un antivirus fiable instalado tanto en tu ordenador como en el resto de tus dispositivos. Esto es porque el antivirus podrá avisarte, protegerte y eliminar cualquier tipo de virus malicioso que pueda haber en una página web, y con ello protegerte de que afecten a tus dispositivos, a tu privacidad y seguridad. De hecho, hay  virus que pueden almacenar la secuencia de teclas que pulsas en el teclado, para poder ver tu PIN o contraseña, y el antivirus puede protegerte de ellos.
    • Por otro lado, siempre hay que tener el ordenador y el resto de tus dispositivos, junto con su software actualizados. Es decir, el sistema operativo, los programas y las aplicaciones actualizados a su última versión. De esta forma, se reducen las vulnerabilidades en el momento de la compra y al pagar por Internet. Los ciberdelincuentes suelen aprovechar los fallos de seguridad para colarse en tus dispositivos.
    • Y por último, es de vital importancia que tu conexión y tus contraseñas sean seguras. A la hora de comprar en cualquier tienda online hay que hacerlo desde una red de confianza como la de tu casa o los datos de tu móvil. Pero jamás compres desde una red WiFi pública que puedas encontrar en la calle o centros comerciales, porque cualquier persona que esté conectada a ella, podría obtener tus datos personales y bancarios. Por este mismo motivo también es muy importante crear contraseñas fuertes y difíciles, con números, signos y demás.  Y si, además, utilizas la verificación en dos pasos o 2FA mejor que mejor.
    ¿Cómo pagar de forma segura por Internet cuando compras online? 2

    Comprobar que la tienda online o la aplicación sea seguro

    Antes de formalizar un pago por internet es crucial que nos fijemos si la web en la que queremos comprar cumple unos requisitos mínimos de seguridad.

    Diferencias entre una web fiable y una fraudulenta

    Una de las formas más sencillas de comprobarlo de un simple vistazo es comprobar que la información que compartimos con la página se transmite protegida para evitar la intromisión de un tercero. Para ello, debemos asegurarnos de que la dirección de la página web comience por “https://” y que en la barra de direcciones del navegador aparezca el icono de un candado.

    Aunque no es necesario que todas las páginas web que visitemos empiecen por HTTPS, si es muy recomendable para aquellas ocasiones en las que vayamos a realizar un intercambio de información y datos, como en un pago online, ya que esto nos indicará que la información se transmite cifrada.

    Por tanto, te recomendamos evitar realizar pagos u otros intercambios de información en páginas que no incluyan en el inicio de su dirección el HTTPS. 

    Por otro lado, la web debería ofrecer información en alguna de sus secciones referente al “Aviso legal”, “Política de privacidad”, “Quienes somos”, “Contacto”, etc. Por lo general, las páginas webs con datos expuestos como el nombre completo, la razón social, datos de contacto o incluso domicilio físico suelen ser mucho más confiables que las webs que no incluyen este tipo de información.

    Además, estas webs también deberían indicarnos el tipo de información que nos solicitarán y el tipo de uso que harán con los mismos, así como informarnos de si estos datos serán cedidos a otra empresa.   

    Otro detalle importante y que suele pasar más desapercibido por la mayoría de usuarios es el nombre del dominio, ya que en ocasiones los ciberdelincuentes crean réplicas casi perfectas de otras webs famosas como Amazon, eBay, MediaMarkt y demás con la intención de estafarnos.

    A veces, la diferencia en la URL es tan sutil como un pequeño guion, número o letra adicional. Algunas de ellas son muy convincentes, por lo que tendrás que tener especial cuidado y hacer varias comprobaciones antes para asegurarte de que se trata de la web correcta.    

    ¿Cómo pagar de forma segura por Internet cuando compras online? 3

    Ventas de terceros

    Aunque no se trata de una estafa, muchas de nuestras tiendas de confianza ponen a la venta productos de otros vendedores mucho menos conocidos. Lo que significa que la responsabilidad y la gestión de tu producto será responsabilidad de esa otra tienda y no de tu tienda habitual de confianza.

    Aunque esto no signifique una mala experiencia de compra, debes asegurarte de que tu producto lo vende la tienda de confianza que deseas, así como la gestión en la entrega en tu domicilio.

    Además, de cara a aprovechar la garantía del producto que has comprado es fundamental para poder reclamar. Una buena forma de asegurarte de si es un vendedor confiable, es ver las reseñas de otros usuarios, si son numerosas y positivas estás en buenas manos. 

    Comprueba los tipos de envío y la política de devoluciones

    Tiendas extranjeras y tiempos de entrega

    Otro detalle a tener en cuenta son los tiempos de entrega y los plazos. Aunque cada vez hay una mayor fluidez a nivel nacional y se suelen cumplir los tiempos de entrega, podemos recibir experiencias menos satisfactorias si hay días festivos de por medio o esperamos fechas muy señaladas donde hay una mayor saturación de envíos, como en navidades.

    En cambio, si realizamos un pedido a una tienda de otro país, debes consultar el precio a tu código postal exacto, ya que en algunos paquetes se puede incrementar mucho el precio por el envío y transporte, así como los tiempos de entrega, que pueden llegar a ser de hasta más de un mes según la distancia. Tenlo especialmente en cuenta si necesitas algo con urgencia.   

    A su vez, hay webs como Aliexpress donde muchos vendedores de todas partes del mundo ofrecen sus productos a través de su página. Aunque ofrece productos a un precio muy competitivo y cuenta con un gran servicio, sus tiempos de entrega pueden llegar a demorarse hasta 3 meses. Puede que quieras un bañador para irte de vacaciones y que llegue mucho después de volver de las mismas.

    Política de devoluciones

    Antes de hacer click en el botón de comprar asegúrate de revisar la política de devoluciones para evitar llevarte una sorpresa desagradable. De esta forma sabrás exactamente cuál es la forma de proceder y a qué tipo de compensación puedes acogerte si tu envío nunca es entregado o bien llega en mal estado.

    Todas las páginas web que venden productos a través de internet están obligadas a tener su propia política devoluciones bien visible al público, asegúrate de revisarla antes de finalizar una compra y pregunta a alguno de los responsables si no la localizas en ninguno de los apartados de la web.  

    ¿Cómo pagar de forma segura por Internet cuando compras online? 4

    Enlaces y ofertas sospechosas

    Por último, desconfía de las promociones que aparecen como spam, ya que la mayoría de ellas utilizan precios ultra bajos como cebo para lograr un “click” fácil por tu parte y mandarte a otra página poco fiable donde probablemente intenten estafarte. Para evitarlo, confía únicamente en lugares de confianza y aplica siempre el sentido común.

    Qué es y cómo funcionan los ataques Phishing

    Ahora que ya hemos explicado varias formas de pago y cómo prevenir problemas a la hora de pagar online, es hora de desarrollar uno de los ataques más frecuentes que circulan por internet, el Phishing. Básicamente, tiene como objetivo el robo de contraseñas de los usuarios mediante el uso de “cebos”, veamos en qué consiste y cómo podemos protegernos eficazmente. 

    Aunque pueden plantear la estafa de diferentes formas, el objetivo siempre es que facilitemos nuestra contraseña. Puede ser mediante un correo electrónico, un SMS o un enlace para comprar con una gran rebaja. Al poner los datos personales junto a la contraseña, logran acceder a la información necesaria para limpiar nuestras cuentas bancarias.

    Aunque una de las principales formas de evitar el Phishing es aplicar el sentido común, debes recordar realizar pagos online únicamente si has entrado a una web desde su enlace oficial y verificar siempre que la URL es segura.

    Últimos consejos importantes

    Recuerda aportar únicamente los datos necesarios y hacerlo de un modo seguro. Si la tienda o el vendedor te solicita algún dato personal que te resulte inusual (móvil, nombre de familiares o lugar de nacimiento…) es preferible no efectuar la compra hasta estar realmente seguros.  

    Evita los enlaces de correos sospechosos y anuncios que buscan el Spam o que son poco creíbles. Si una oferta es demasiado buena como para ser cierta, es muy probable que no sea cierto.

    Y por último, revisa de forma frecuente los movimientos en tu cuenta bancaria. De este modo, tendrás mucho más controlado todos los cargos y podrás reaccionar a tiempo si se produce alguna incongruencia o estafa. En caso de encontrar algún movimiento inesperado ponte en contacto con tu banco inmediatamente.

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

    Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

    Subir